lunes, 1 de diciembre de 2014

SEGUNDA LLAMADA...



No tengo conciencia de la hora ni de los días de la semana, tampoco del clima aunque vivimos pendientes de la lluvia. Corremos contra el tiempo, hacemos posible lo imposible. No tengo idea de lo que pasa en el mundo, es como si estuviéramos en una burbuja que cambia de tamaño y forma como cambia el escenario. 


Van pasando los días y aunque mi mente esta despierta, se cierran mis ojos, me duelen los pies... apenas se abren las puertas y no siento nada, sonrío.  Siento como mi corazón se acelera y con la tercera llamada entra un mundo de probabilidades.

Nos reímos, lloramos, sufrimos, nos queremos y otras veces no nos soportamos. ¡Todo en un mismo día !


Somos una montaña rusa de emociones. 


La ciudad parece otra. El equipo es nuestra única familia, porque a la otra, no podemos verla. Tampoco hablo con mis amigos. No tengo tiempo para nada.

Dejas de lado tu vida, no existe la rutina. 


A veces la presión y el cansancio son tan insoportables que quisiéramos mandar todo al diablo y desaparecer, pero la realidad es que el Festival es una experiencia que tiene que vivirse de principio a fin, porque si no, no sabe. 


Me gustaría contarles todo lo que pasa detrás de cada detalle que ven y sobre todo me encantaría que supieran lo que pasa detrás de aquello que no ven, pero sería como develar el gran secreto y se perdería la magia.


Festival de Música de Morelia,  aún no sé si te robas o te regalo mi vida en noviembre.



Gracias por tocar nuestros corazones!