martes, 18 de marzo de 2014

No busco novio, no quiero más amigos, lo único que quiero es…


Si las prefieres brutas, olvídalo, no pierdas tu tiempo. Si las prefieres rubias, cambia de página, aquí no está lo que estás buscando. Si quieres una relación esporádica o pura e insana diversión, te invito a que sigas en tus asuntos, seguro el reporte del clima te será más útil, recuerda el tiempo es oro y hay que aprovecharlo. Si eres casado, tienes novia o algún tipo de compromiso, don´t you even dare. 

Si tienes ánimo de seguir leyendo, tienes curiosidad o simplemente ésto te sigue interesando, bien, entonces entérate, puede que seas tú a quien estoy buscando... Aunque debo dejar claros otros asuntos porque, si estás acostumbrado a que te hagan escándalos en público, que tu pareja explote, te haga esquivar los platos y después te haga comprar toda la vajilla. Te grite y te llore como si le fueran a dar un Oscar pero que al final te perdone porque lo que tuviste fue un “desliz”... déjame decirte que no soy de tu tipo. Si te gustan las emociones fuertes, hay variedades mucho mejor que el drama, te lo aseguro.

Si eres un cazador, puedo entrar en el juego, pero te aviso que puedes salir perdiendo. Te cuento que no soy fácil, te cerraré varias veces la puerta, pero si eres inteligente, sabrás que dejo abierta alguna ventana. No me subestimes, no entraré en estrategias que vengan en cualquier manual de “cabronas”. Así que siempre estaré lista a la hora y sabrás si no quiero cocinar, si no quiero salir o cualquier cosa que quiera o no quiera de tí o contigo con la debida anticipación. No tengo intención en ocultar mi educación, digamos que no es lo mío. Espero que nos entendamos y la confianza sea mutua.

Si estás pensando en casarte en un corto plazo por favor, te recomiendo que no me lo digas, tiendo a asustarme y salir corriendo cuando tocan esos temas, pero no será para siempre, así que ten paciencia, si me tienes, no querré irme a ningún lado. Prometo no hacer perder tu tiempo en absoluto, así que si descubrimos que no sólo es una mala jugada del destino podemos escribir juntos una nueva etapa. Estoy harta de los puntos suspensivos que dan origen al punto final víctimas de la incógnita permanente de un futuro incierto. 


No me ruegues, convénceme… a mi manera, estaré tratando de convencerte también… Te aviso de una vez por todas que no me gustan ni los animales, ni los deportes, así que no intentes cambiarme. Míralo como una ventaja, podrás irte con tus amigos a ver los partidos, las peleas o lo que sea de tu preferencia y no te haré reclamo absoluto, siéntete libre de hacerlo. Claro, puedo acompañarte de vez en cuando, aunque sabrás que estaré mirando el televisor y no tendré idea de lo que está pasando y que tampoco pretendo tenerla, así que te ahorro de una vez toda la explicación. Así como te ahorraré la mascota si tenías intención de regalarme alguna en algún momento. No me gustaron antes, no me gustan ahora y no me gustarán jamás.

No me juzgues por quererte de una manera diferente, por pensar en ti sin conocerte, a veces prudente y comprensiva, otras apasionada y desenfrenada. No busques cambiarme, te lo digo nuevamente, a mi edad, lo hecho está hecho, aunque si lo platicamos podemos llegar a algunos acuerdos. Por mi parte, tampoco intentaré cambiarte, somos personas adultas, no perfectas “para todo mal un mezcal y para todo bien también”. Así que ya lo sabes: no busco novio, no quiero más amigos, lo único que quiero es encontrarme contigo y sé que estas ahí. 





*Gracias por su invaluable colaboración en este post.


No hay comentarios:

Publicar un comentario