miércoles, 17 de abril de 2013

Introducción a las Historias de Café.


La vida se pasa en un abrir y cerrar de ojos, un día te levantas y parece que no encajas en ningún lado, ya no tienes edad para esto o para lo otro. Antes no esperabas la hora de ser grande para hacer mil cosas y luego ni siquiera te das cuenta que ya eres grande. Así se va pasando la vida, simplemente es como el café que se va adaptando  con cada estación en primavera, en verano, en otoño, en invierno. No importa si hace frío o calor, se disfruta igual. Un día lo tomas dulce y otras mantiene el sabor amargo. 

Lo puedes tomar sólo o en compañía, aunque la verdad el café siempre es mejor acompañado, de política, viajes, amores, desamores, familia, amigos, de peleas, reconciliaciones, hombres, mujeres, libros, conquistas, logros, sueños, esperanza y fé.